Beneficios de las plantas para nuestra salud

 

 

No todo el mundo es consciente de los beneficios que nos aportan las plantas, si no que es una necesidad para nosotros y tenemos que incorporarlas a nuestro día a día, os explicamos porqué..

 

Uno de los beneficios más importantes es el contacto con ellas, es muy gratificante ver nuevos brotes, seguir el desarrollo y nacimiento de una planta desde la semilla,  la aparición de nuevas flores, hablar y sentir a estos seres maravillosos que nos brindan sus virtudes y se convierten en una compañía sana.

Son una fuente pura de oxígeno. Un elemento vital para los seres humanos, es emitido durante el día por las plantas y a su vez absorben el dióxido de carbono en el aire. Es recomendable especialmente para ambientes cerrados habitados durante el día, como en oficinas o lugares de trabajo. El aire también goza de una humedad regulada con plantas en el ambiente, debido a la transpiración de las mismas que evapora el agua. De esta manera, nos brindan un aire más puro y sano tanto para nuestras vías respiratorias como para nuestra piel.

Ayudan a regulan las temperaturas extremas en invierno emitiendo calor, y en verano aportando sombra y humedad para una mayor frescura.

Cultivar alimentos en casa. No hace falta mucho espacio, basta con algunas macetas para tener aromáticas, verduras de hojas verdes y otras de porte pequeño y mediano. Así podemos tener el verdadero sabor de los mismos, sin la sospecha de estar ingiriendo alimentos adulterados con agroquímicos o venenos. ¡Les aseguro que es incomparable el sabor!

Cada vez es más aceptado el poder de la medicina natural. Desde una simple infusión con un poco de menta, cedrón o manzanilla hasta una receta de la abuela para fuertes migrañas y tantas otras cosas. Las plantas nos curan el cuerpo, nos alimentan el espíritu.

Las plantas no saben de acelere, de horarios, de compromisos. Ellas tienen sus tiempos, sus ritmos y nosotros podemos aprender de ellas. Con su tranquilidad y parsimonia, saben transmitirnos una paz tan noble como sabia. Regar con templanza, podar cuando es necesario, dar más o menos luz si la planta lo pide… Nos llevan a entender sus ritmos y dejar de lado la vorágine de la ciudad y la velocidad que a veces solos no podemos manejar.

Además de tantas virtudes, las plantas nos enseñan a respetar a los seres de este planeta, a entender que no estamos solos y que necesitamos convivir con otras especies para lograr una armonía en esta vida. Nos permiten amar, compartir, disfrutar, observar y conectar.

¡Hagamos de nuestra casa un paisaje verde!

En nuestras casas, nuestros oficinas, nuestros balcones, nuestros jardines, nuestras paredes… ¡En todos los rincones!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *